Yoga Infantil y Yoga en Familia

YOGA INFANTIL Y YOGA EN FAMILIA

¿Quién no quiere lo mejor para l@s más pequeños de la casa?

Con la práctica del yoga podemos guiar a nuestros niñ@s y adolescentes a través de la aventura del crecer, atendiendo a sus mentes, cuerpos y espíritus, de modo que puedan entender, amar y nutrir mejor a quienes en verdad son y vivir en contacto con su más alto potencial.

El ritmo de vida actual también afecta a la infancia y la adolescencia. Desde pequeños nuestros niños y jóvenes se enfrentan a situaciones nuevas en su entorno:  desde jornadas agotadoras (colegio, actividades extraescolares, trayectos…), hasta retos a su autoestima debidos a la presión del entorno social presente y on-line. En los primeros años de nuestra vida, nos formamos como personas, moldeamos nuestro carácter, nuestra forma de actuar, nuestra manera de ver el mundo que nos rodea y de vernos a nosotros mismos. Es fundamental que nuestr@s niñ@s y adolescentes tengan herramientas para llos momentos es que pueden encontrarse perdidos, abrumados, sobrepasados.

Con el Yoga infantil pueden adquirir esas herramientas, la capacidad de saber quiénes son, de quererse y querer a los demás, de encontrar su paz, su fortaleza, su armonía y dejar que su energía fluya en la dirección que les lleve a ser la mejor versión de sí mismos.

El Yoga infantil engloba:

– Práctica de Asanas (posturas) y Pranayama (respiración).

– Integración sensorial y desarrollo sesorio-motor (respetando el perfil de cada uno y adaptando la práctica a éste).

– Inteligencia emocional.

– Yoga Nidra o sueño profundo consciente

– Biodanza

– Disciplina positiva y herramientas de conexión emocional

–  Alineación postural.

– Mindfulness

– Neuroeducación

Beneficios:

  • Desarrollo y destreza de los músculos motores.
  • Flexibilidad en las articulaciones.
  • Mejora de los hábitos posturales
  • Masaje de los órganos internos.
  • Mejoría en los hábitos de la respiración.
  • Estimulación de la circulación sanguínea.
  • Mejoría de la autoestima
  • Baja en el nivel de estrés infantil.
  • Perfeccionamiento de los sentidos.
  • Agilidad y entereza.
  • Calma y relajación.
  • Estiramiento.
  • Mejor desarrollo de la atención, concentración e imaginación.
  • Armonización de la personalidad y el carácter.
  • Oportuna canalización de la energía física.
  • Mejor comprensión e interacción con los demás.

Niños/as y adultos pueden practicar yoga de modo individual, en clases, en casa… (realmente cualquier lugar y momento es bueno para practicar). Pero… ¿Qué tal iniciar una práctica conjunta?

Al igual que la madre/el padre tienen una oportunidad maravillosa para practicar y conectar con su bebé mediante el baby yoga, el Yoga en Familia ofrece la oportunidad de compartir un tiempo de calidad excepcional, de alegría, de vitalidad, de conocimiento y de unión.

Compartir el yoga en familia no solo es divertido sino que, además, tiene el poder de fortalecer la unión familiar, fomentando la adaptación a cada etapa de crecimiento, la conexión entre adulto-niño y la seguridad para manifestarse en el mundo día a día.

La familia puede beneficiarse de esos momentos de conexión que se producen durante la práctica conjunta del yoga gracias a las posturas en pareja, a los juegos, actividades y proyectos conjuntos, a las conversaciones y meditaciones.  En esos momentos toda la familia aprende mucho sobre cada uno, crece la confianza mutua, el trabajo en equipo se potencia y los vínculos afectivos se hacen más profundos.
La comunicación y la interacción familiar, además de ser divertida, cobra sentido y mejora la relación entre padres/hijos y de la familia en su conjunto.

Beneficios:

  • Fomenta la comunicación positiva.
  • Fomenta el respeto.
  • Reduce el estrés familiar.
  • Favorece los vínculos familiares.
  • Ofrece una fuente de alegría y calma.

HORARIOS:

Si quieres información más detallada o tienes dudas, mándanos un email o usa nuestros datos de contacto.