Propósitos de año nuevo!

     Buenas y Felices Fiestas! Estamos ya a las puertas de la Navidad, aunque como dicen algunos pacientes nuestros, hasta que no nos levantamos con el soniquete de la lotería de Navidad parece que no es Navidad! Y es que hay ciertas tradiciones, sobre todo en fechas tan señaladas como estas, que nos acompañarán de por vida y que además nos producen cierta nostalgia a medida que vamos cumpliendo años.

     Pues bien, una de esas famosas tradiciones en estas fechas consiste en hacer una lista de propósitos para el año nuevo, propósitos tan variados como hacer ese viaje soñado, apuntarnos a clases de inglés, cambiar de coche, de casa, de pareja… y cómo no, el que nos interesa a nosotros por deformación profesional, el famoso para el año que viene voy a cuidarme mejor y voy a hacer más ejercicio además de cuidar mi dieta. No nos engañemos, todos hemos pasado por alguna etapa en nuestra vida en la que por motivos variados nos hemos “abandonado” un poco y claro, el cuerpo no está preparado y enferma y se resiente con más frecuencia. Comenzamos en ese momento una lucha contrarreloj para mejorar nuestra salud, resolver ese problema o dolencia que nos está fastidiando de manera puntual y poder seguir con nuestro ritmo de vida lo antes posible. Y cuantas veces, una vez que hemos sacado un poco la cabeza del pozo, se nos olvida todo y volvemos a las andadas. El problema de la salud, o más bien, de la falta de salud, es que sólo nos acordamos de ella cuando aparece y no hacemos nada para cuidarla cuando estamos sanos.

     Desde aquí una serie de consejos para empezar a preparar nuestra salud del mañana, porque piensa en cuidarte ahora como una inversión de cara al futuro. Cuanto más preparado y mejor se encuentre tu cuerpo ahora, más durará en óptimas condiciones, y como les comentamos a algunos pacientes nuestros, desgraciadamente aún no podemos cambiar de cuerpo…pero todo llegará. Hasta entonces:

     – Busca el equilibrio en tu vida en general. Aquí un gran proverbio común en multitud de culturas y religiones. En el centro está la virtud. No te propongas hacer deporte los 7 días de la semana como también has estado 7 días a la semana sin hacer ejercicio este año. Un término medio de 2 veces a la semana actividad física moderada es suficiente. Y si complementamos actividad aeróbica (correr, nadar, andar rápido, bicicleta) con yoga o pilates por ejemplo, mejor, haremos un trabajo muy completo tanto a nivel muscular como a nivel respiratorio y circulatorio.

     – Busca una dieta equilibrada (de nuevo el equilibrio). No nos tenemos que convertir de la noche a la mañana en los “haters” del azúcar, las grasas, la carne. Nosotros por ejemplo seguimos una dieta muy rica y variada durante la semana laboral, con verduras, fruta, pescado, algo de carne blanca y nada de bollería, azúcar, reduciendo mucho el pan, pasta y comida precocinada. Y si el sábado o el domingo nos apetece una hamburguesa o una pizza, pues nos las comemos sin remordimiento.

     – Integra hábitos saludables en tu rutina diaria. Si trabajas en un edificio de varias plantas, usa las escaleras en lugar del ascensor; si vives cerca del trabajo, ve andando o en bicicleta al menos 3 veces a la semana. Si estás en la parada del autobús, no te sientes y quédate de pie moviéndote de un lado a otro; no uses las escaleras mecánicas de los centros comerciales o del metro, y si las usas, no te quedes parado dejándote ir, sube andando; reserva dos horas a la semana para hacer tu rutina de ejercicios y si un día no vas a clase, haz ejercicio en casa (limpia, ordena armarios, coloca la despensa, sube y baja escaleras); llévate al trabajo fruta para comer a media mañana y a media tarde en lugar de salir a por el café y tostadas diarios (además tu bolsillo lo notará); piensa en el sofá como tu peor enemigo;

     – Intenta dormir suficiente para estar descansado. Para que nuestro cuerpo rinda bien, necesita estar descansado, así que trata de dormir las horas suficientes para que todos nuestros sistemas estén en condiciones óptimas cuando los necesitemos a pleno rendimiento.

     En nuestras manos tenemos la llave para un futuro mejor, y el Pilates es sólo una de las muchas herramientas que podemos utilizar, así que os damos una idea para uno de esos muchos propósitos que nos proponemos en estas fechas!

    FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO A TODOS! VOLVEMOS EN ENERO!

IMG_20141217_172659920

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *