Movilidad Natural

“Tu movilidad el día de mañana dependerá de como te empieces a mover hoy”

Katy Bowman

 

Esta frase de la especialista en biomecánica Katy Bowman, escritora de numerosos libros relacionados con el movimiento y con las enfermedades y problemas de nuestra sociedad moderna sedentaria, es la que guía nuestras sesiones de movilidad natural.

La movilidad natural es un concepto que englobamos dentro de la corriente moderna de “Ecología del moviemiento”, corriente que aboga por utilizar nuestro cuerpo y nuestros hábitos de una forma diferente. Somos un cuerpo que nos movemos y nos relacionamos con un entorno (natural o urbano) y con otros seres vivos, pertenecemos a un ecosistema que es el que moldea nuestro cuerpo y nuestros movimientos.

Nuestro cuerpo ha evolucionado a lo largo de miles de años y se ha ido adaptando a los cambios ambientales para ir sobreviviendo y terminar convirtiéndose en la “maquinaria” compleja que hoy maltratamos. Y maltratamos entendido como “mal uso”, porque durante esos miles de años en los que nuestro cuerpo se ha ido adaptando al ambiente natural al que pertenecíamos, hemos ido desarrollando patrones de movimiento acorde a nuestro medio ambiente, siendo capaces de andar largas distancias, agacharnos y levantarnos del suelo sin esfuerzo, trepar a los árboles, transportar peso, etc.

Según esta “Ecología del movimiento”, desde que los humanos nos hemos excluido del entorno natural y nos hemos acomodado en nuestras ciudades, esos nuevos entornos en los que estamos confinando a nuestro cuerpo no hacen más que interferir con las adaptaciones de miles de años, apareciendo lo que Daniel Lieberman ha denominado “enfermedades por desajuste”, como la obesidad, la miopía, la hipertensión, la ansiedad, la depresión, las enfermedades coronarias, la fibromialgia, la fascitis plantar, por citar algunas. Esas enfermedades son el fruto de vivir en un entorno para el que nuestro cuerpo no está adaptado.

Lo que pretendemos en nuestras sesiones de movilidad, de una manera divertida, mediante el juego y la sencillez, la fluidez y la consciencia, a través del uso de materiales naturales como la madera, o a través de sesiones en entornos naturales como la playa o el campo, es recuperar esa movilidad natural, adaptando nuestro entorno más cercano y nuestros hábitos para recuperar de nuevo el potencial de nuestro cuerpo conseguido durante miles de años de adaptaciones. Como bien cita F.M. Alexander, “las personas no decidimos nuestro futuro. Decidimos nuestros hábitos y éstos deciden nuestro futuro”.

Si conseguimos mover nuestro cuerpo de una manera más natural, atacaremos las causas que generan esas enfermedades por desajustes y nuestra salud y nuestra calidad de vida mejorará. Instauraremos nuevos hábitos en nuestra vida cotidiana que impulsarán una mejoría física a través de nuestros movimientos y además volveremos a conectar con nuestro entorno natural, volveremos a valorarlo en todo su explendor y ayudaremos a protegerlo, ya que de su bienestar depende nuestra salud y la de las generaciones futuras.

 

HORARIO:

 

Si quieres información más detallada o tienes dudas, mándanos un email o usa nuestros datos de contacto.