La importancia del “tacto” en Pilates

     Buenos días! En un artículo anterior ya os hablamos de algunos consejos para elegir un buen centro para realizar Pilates de acuerdo a algunas características importantes como número de alumnos por clase, instalaciones y cualidades del instructor. No cabe duda de que un factor muy determinante a la hora de elegir un sitio u otro es el instructor. Cuantas veces no habremos ido a visitar a algún profesional, aunque se encontrase en el rincón más perdido de la ciudad, sólo porque a mi madre o a mi mejor amigo le fue de maravilla.

     Bien, como toda materia en la que se transmiten los conocimientos de unas personas a otras, lo principal es que la persona que nos va a enseñar algo, el profesor, tenga vocación. Si uno no tiene vocación en su trabajo, al final va a trabajar a disgusto y esa infelicidad se va a transmitir. No es tanto problema si estás frente a una máquina, pero si trabajamos de cara al público o con un grupo de personas esa sensación se va a transmitir a las personas con las que trabajamos y el resultado no será muy satisfactorio. No podremos motivar y enganchar a nuestros alumnos y terminarán por abandonar nuestras clases.

elconfidencial
fuente: www.elconfidencial.com

     Otra cualidad muy importante en el docente es la capacidad de transmitir sus conocimientos. ¿A quien no le ha pasado en el colegio o en la universidad, o incluso en algún curso, que el docente está super capacitado, tiene no se cuantos estudios, masters, ha enseñado en EE.UU., Inglaterra, se recorre medio mundo transmitiendo sus conocimientos y sin embargo a mí no me transmite nada? Si nos permitís, es en la disciplina de Pilates donde además esa carencia se nota más, ya que trabajamos con sensaciones, con el problema que ello conlleva, ya que cada sensación es personal e intransferible. Por lo tanto, es muy importante saber transmitir esa sensación que yo como instructor tengo cuando “activo mi centro”, por ejemplo, y ser capaz de traducirla a movimiento en la persona que tengo enfrente.

2

     Y como último apunte, si sobre todo si el punto anterior nos falla un poco, siempre podemos recurrir al tacto. ¡Y no se trata de decirle con tacto a mi alumno que no vuelva! (es broma chicos). Se trata de utilizar una herramienta muy importante que todo instructor de Pilates tiene para sus clases: las manos. Y aquí si que os vamos a ser sinceros: si llevas 4 clases con un instructor y no te ha tocado ni una sola vez cuando te ha corregido, yo cambiaría de instructor. Estamos hablando de movimiento y sensaciones, y si para corregir no utilizamos nuestras manos para guiar el movimiento, para estabilizar una zona determinada, o para detener el movimiento en otra zona del cuerpo que no debe intervenir en el ejercicio, estamos infrautilizando nuestros recursos y no estaremos ayudando a nuestros alumnos a comprender el ejercicio de forma fácil y precisa.

     Bueno, y si algún alumno se siente incómodo con el contacto, que piense que es una herramienta básica que va a facilitar el aprendizaje del método Pilates y le va a ayudar a comprender mejor el movimiento que se le está pidiendo.

12_043

     Un saludo y hasta la próxima!

     P.D. Gracias a nuestra alumna Isabel por las fotos tan bonitas y profesionales y a nuestra modelo Concha!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *